Suplementos de aminoácidos

Los aminoácidos (o aminoácidos) son launidad estructural primaria de las proteínas. Por tanto, podemos imaginar los aminoácidos como ladrillos que, unidos por un pegamento llamado enlace peptídico, forman una larga secuencia que da lugar a una proteína.
Sólo veinte de los diferentes aminoácidos que existen en la naturaleza (actualmente más de quinientos) intervienen en la síntesis de proteínas. Desde el punto de vista nutricional, estos aminoácidos pueden dividirse a su vez en dos grandes grupos: aminoácidos esenciales y aminoácidos no esenciales.

Aminoácidos esenciales

Los aminoácidos esenciales se definen como aquellos aminoácidos que el cuerpo humano no puede sintetizar en cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades. Para los adultos, hay ocho aminoácidos: fenilalanina, isoleucina, lisina, leucina, metionina, treonina, triptófano y valina. Durante el periodo de crecimiento, a los ocho mencionados hay que añadir un noveno, la histidina, ya que la demanda de este aminoácido durante este periodo es superior a su capacidad de síntesis.

Aminoácidos semiesenciales

La cisteína y la tirosina se consideran aminoácidos semiesenciales , ya que el organismo puede sintetizarlos a partir de la metionina y la fenilalanina.
Los aminoácidos condicionalmente esenciales (arginina, glicina, glutamina, prolina y taurina) se definen como aquellos aminoácidos que desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la homeostasis y las funciones corporales en determinadas situaciones fisiológicas. En determinadas condiciones patológicas, estos aminoácidos pueden no sintetizarse a un ritmo suficiente para satisfacer las necesidades reales del organismo.

Aminoácidos, deporte y rendimiento deportivo

Los aminoácidos más utilizados por los deportistas son los BCAA (aminoácidos de cadena ramificada), los grupos de aminoácidos (diversas combinaciones de aminoácidos) y los aminoácidos específicos, como la arginina.

La arginina es cada vez más importante como precursor del óxido nítrico por sus múltiples funciones en la actividad celular, la transducción de señales biológicas y la defensa inmunitaria.

Aminoácidos líquidos

Los aminoácidos y los aminoácidos líquidos son los componentes básicos de las proteínas que el cuerpo utiliza para crear músculos. También son importantes para el buen funcionamiento de las células y los órganos del cuerpo. Las principales fuentes de aminoácidos esenciales son la carne, los productos lácteos y las legumbres.

Los suplementos de aminoácidos líquidos, es decir, los aminoácidos en forma líquida, ofrecen una solución rápida y práctica para obtener sus necesidades diarias de aminoácidos evitando el consumo de cantidades excesivas de calorías.

Suplementos para el pool de aminoácidos

Los grupos de aminoácidos son combinaciones de aminoácidos específicos, es decir, aminoácidos combinados entre sí para producir un perfil de aminoácidos completo o específico para un objetivo.

No es exagerado decir que los aminoácidos son la base de toda la vida en la Tierra. Los bloques moleculares de las proteínas y los aminoácidos son esenciales para muchas funciones básicas de la vida y del organismo.

Además de su papel esencial en el ensamblaje de proteínas para el colágeno (un importante tejido conectivo) y el tejido muscular, los aminoácidos desempeñan un papel clave en una amplia gama de funciones corporales.

Son necesarios para la producción de ciertos neurotransmisores, así como de enzimas para la digestión de los alimentos y muchos otros procesos bioquímicos, como la desintoxicación, la producción de material genético y hormonas, y mucho más.

Los aminoácidos y las proteínas constituyen aproximadamente el 75% del peso seco del cuerpo humano.

Suplementos de aminoácidos específicos

En esta sección presentamos los diversos aminoácidos comunes en forma aislada.

Compuestos principalmente por carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno, los aminoácidos se ensamblan en diversas secuencias para crear diferentes proteínas. Además de su papel esencial en el ensamblaje de proteínas para el colágeno y el tejido muscular, los aminoácidos desempeñan un papel clave en una amplia gama de funciones corporales. Son necesarios para la producción de ciertos neurotransmisores, así como de enzimas para la digestión de los alimentos y muchos otros procesos bioquímicos, como la reparación de tejidos, la desintoxicación, la producción de material genético y hormonas, y mucho, mucho más. Los aminoácidos y las proteínas constituyen aproximadamente el 75 % del peso seco del cuerpo humano.

A pesar del número casi infinito de variaciones posibles y de los más de 500 aminoácidos clasificados, todos los organismos de la Tierra dependen de los mismos 20 aminoácidos para vivir. Todos los aminoácidos comienzan con una "columna vertebral" formada por un átomo de carbono central (C), un grupo amina (-NH2), un grupo carboxilo (-COOH) y un átomo de hidrógeno. Los átomos o grupos posteriores se denominan cadenas laterales o grupos R. Estas cadenas laterales determinan la identidad individual de cada aminoácido. A continuación, los aminoácidos individuales se unen en péptidos y se ensamblan en diversas estructuras para formar proteínas.

En realidad, hay 22 aminoácidos comunes que se incorporan a las proteínas, pero sólo 20 de ellos están codificados por el código genético universal. Las otras dos (selenocisteína y pirrolisina) se incorporan a las proteínas sólo a través de mecanismos únicos. Estos 20 aminoácidos se agrupan en tres categorías: esenciales, no esenciales y condicionalmente esenciales.

Filtrar por

Marcas
tamaño
Más... menos
Sabor
Más... menos
Refinamientos
Precio
Filtrar
Información sobre cookies en este sitio

Utilizamos cookies para recopilar y analizar información sobre el rendimiento y el uso del sitio, para proporcionar funciones de redes sociales y para mejorar y personalizar el contenido y la publicidad presentes.

para saber mas